Como repara la manilla de vuestra puerta

Si se dañó alguna de las manillas de vuestro hogar, o queréis reemplazar las viejas y anticuadas manillas que tenéis por unas menos oxidadas y más modernas para que combinen con resto de tu casa, no estaría mal que viajéis al centro de Barcelona para que compréis unas manillas nuevas y algunas herramientas para que emprendáis esta aventura nueva del bricolaje. Ya que no hay mejor sensación que ser útil y hacer las cosas vosotros mismos, además de ahorrar un par de euros en manitas.

Antes que nada, tenéis que saber que los huecos de vuestros pomos se hacen cada vez más grandes con el tiempo, por lo que es recomendable que preparéis la superficie de la puerta antes de empezar a trabajar en ella, ya que si no lo hacéis, las nuevas manillas quedarán flojas y se saldrán con facilidad y habréis perdido el trabajo. Pero no os preocupéis ya que os guiaremos paso a paso durante todo el proceso de reparar vuestras manillas.

Paso a paso para reparar vuestras manillas

Una vez que hayáis comprado los pomos nuevos y de que hayáis conseguido y desempolvado vuestra caja de herramientas, es hora de comenzar el bricolaje. Obviamente lo primero que debéis hacer es retirar y botar esa vieja y anticuada manilla para empezar a preparar el terreno para la nueva que la sustituirá.

Limpia bien la superficie de la puerta para que puedas aplicar cola o masilla en los agujeros de la vieja manilla y esperáis el tiempo recomendado en las instrucciones del fabricante para que se endurezca, es importante que queden rellenados a ras de la puerta. Luego lijáis y limpiáis el área trabajada para pasar al siguiente paso.

Presenta la nueva manilla en la puerta y marca bien los nuevos agujeros a realizar, y luego con ayuda de un taladro, atravesáis las nuevas marcas. Para terminar solo os queda atornillar vuestra nueva manilla y listo, tendréis una nueva pieza funcional y decorativa instalada por vosotros mismos.

Recordad que todas estas herramientas que necesitáis, están disponibles y son vendidas en cualquier tienda ferretería o bricolaje en Barcelona y son mucho más económicas que contratar a un técnico para que realice este trabajo, además de que supone una inversión a largo plazo para vuestra caja de herramientas y conocimientos de bricolaje.

Como veréis, instalar una manilla nueva no es muy complicado si sigues estos pasos sencillos y prácticos, y esta operación la podéis repetir para todas las manillas de vuestro hogar. Si no tenéis tiempo para repararlo vosotros mismo o necesitáis de manitas profesionales a un precio asequible en vuestra zona, os invitamos a que nos contactéis por nuestras redes sociales y a que nos dejéis vuestras sugerencias, dudas, preguntas o comentarios para conocer más información al respecto.