Cómo Proteger Tu Hogar Mientras Estás de Viaje

La mejor oportunidad que tienen los vándalos para entras a un hogar es cuando la familia que vive ahí está de vacaciones, pues pueden robar sin preocuparse por ser capturados en el acto. A pesar de que tu vivienda siempre estará más vulnerable al quedarse sola, hay medidas que puedes tomar para proteger la integridad de tu hogar mientras viajas.

A continuación, te explicamos algunas para que apliques las que te parezcan mejores:

Aparentar Que Hay Personas en la Casa

Hay varias cosas que puedes hacer para arreglar este engaño: Pedirle a alguien de confianza que prenda y apague luces, abra y cierre ventanas, recoger la prensa y el correo y cosas de esa índole, cuestión de que parezca que hay actividad en tu casa aún. Eso sí, algunos vándalos saben cómo determinar si de verdad hay personas presentes en la vivienda, colocando trampas que, dependiendo de si son manipuladas por alguien o no en los siguientes días, revelará si de verdad hay alguien ahí.

Un punto importante es la discreción, si te vas de viaje, no lo anuncies por todas tus redes sociales, pues hay personas que se especializan en monitorear redes sociales y aprovecharse de las personas que anuncian sus viajes y planificar todo para robarles. Mejor es contar tu viaje después de haber llegado ya.

Temporizadores de Luz

Existen dispositivos que encienden y apagan las luces de tu vivienda de manera automática y durante períodos de tiempo que puedes programar, esto puede ayudar a aludir a los intrusos a que hay personas en tu hogar si los programas de manera variada y dinámica, haciéndoles pensar dos veces si les conviene intentar robar ahí. Estos dispositivos consumen poca energía y ayudan a espantar vándalos de tu casa, así que de verdad vale la pena la inversión.

Personas de Confianza

Como mencionamos anteriormente, una persona que tenga tu confianza puede pasar por tu casa para hacer cosas como recoger la prensa y el correo, prender y apagar luces, aguar las plantas, etc. Además, en caso de que pase algo, esa persona sería la que se ponga en contacto contigo para hacértelo saber, darte los detalles, asistirte con alguna denuncia y cosas de esa índole.

No dejar en casa cosas de valor

A veces es complicado, pero lo más prudente a veces es llevarse al viaje las cosas valiosas que pensáis que podrían robarse, siempre y cuando sean fáciles de transportar. Dejar dinero, joyería y electrónicos costosos demasiado expuestas puede llevar a que las roben. En caso de no poderlas llevar, podríais dejarlas con una persona de confianza o almacenarlas en un sitio seguro como una caja fuerte en otro sitio o la bóveda de un banco.

Usa buenos sistemas de seguridad

Si en tu casa hay sistemas de seguridad, pues, úsalos. Dale todas las vueltas posibles a la llave cuando cerréis la puerta, si hay cerrojos instalados, úsalos. Existen cerraduras invisibles que son excelentes para resguardar tu hogar en caso de irte en un viaje, son indetectables por intrusos e imposibles de forzar desde afuera, han tenido un gran auge en el mercado, así que deberíais hacerte con una si se presenta la oportunidad.

Las alarmas también son recursos que son muy útiles en estas situaciones. Al activarse, llamará la atención de los vecinos e inclusive algunas contactarán a las autoridades de manera inmediata. No hay medida de seguridad absoluta, y por eso siempre se puede mejorar la seguridad hasta acercarse a la perfección lo más posible.

¿Qué Hago si Me Roban?

Lo primero es llamar a las autoridades, evita mover demasiadas cosas en tu casa, cuestión de no entorpecer las investigaciones que haga la policía, además de que el intruso puede aún encontrarse en la vivienda y pondría tu vida en riesgo, lo mejor es no arriesgarse y dejar que la policía se encargue de todo.

Una vez puesta la denuncia y la investigación esté terminada, podéis re-ordenar tu casa, seguro será un momento frustrante, sobre todo si habéis perdido muchas cosas o han hecho daños a tu propiedad, pero poco a poco recuperarás todo. Si tenéis alguna póliza de seguro, ellos te ayudarán a recuperar lo que perdiste y todo volverá a la normalidad más pronto que tarde.