Diferentes clases de cierres metálicos

En el mercado es posible encontrar muy diversos tipos de cierres metálicos, los cuales repasaremos más abajo. Lo primero que tiene que tener claro el potencial usuario de estos cierres es qué se ajusta mejor a sus preferencias y a su negocio.

¿Cómo se comportan los cierres metálicos?

Echar el cierre a un negocio será fácil por medio de estas cortinas de metal, las cuales protegerán el local de la acción potencial de asaltantes y ladrones. Muy distintos modelos de cierres pueden encontrarse:

El cierre metálico enrollable.

Destaca por su sencillez. Bastará con activar de manera manual el cierre para que su persiana se empiece a desenrollar poco a poco, dando protección al lugar; para abrir, igual, el sistema se irá enrollando progresivamente.

El cierre metálico automático.

Se activa de manera automática, a pesar de que es similar al enrollable. Quizá se desmarca por su mayor comodidad a la hora de usarlo, pues basta con pulsar un botón, con usar una llave o con operar con el mando a distancia. El mecanismo actuará solo y es propicio para gente con problema de espaldas.

El cierre metálico de aluminio.

Es idéntico al enrollable, pero se distingue por la utilización de aluminio.

El cierre metálico ciego.

Óptimo para negocios sin escaparate, pues impide ver desde el exterior qué es lo que hay dentro. Puede ser manual o automatizado (este último será más caro, pero también más cómodo).

El cierre metálico de concha.

Distintas barras de diferentes diseños y grosores se unen gracias a las grapas de aluminio. Es muy resistente y permite ver lo que hay dentro desde el exterior, aunque no con gran visibilidad.

El cierre metálico de lama plana.

Enrollable y de metal, es trata de un modelo que cuenta además con trozos de aluminio de extrusión. Un tubo de acero se comporta como ensamblaje. Los cierres de pletina doble son los más seguros, aunque también pueden encontrarse de pletina plana cruzada o de pletina plana lineal simple.

El cierre metálico con micro perforados.

Es muy parecido a los cierres ciegos, aunque este modelo sí permite ver desde fuera lo que hay dentro, y viceversa. Aporta seguridad a muchos comercios en la actualidad.

El cierre metálico troleado.

Compatibiliza la seguridad para el negocio y la visibilidad del propio comercio. Sus anchos grosores favorecen que sea un cierre muy resistente.

El cierre metálico de tijera.

Con él es fácil ver lo que hay en el interior del negocio o comercio. Se trata de un modelo que puede abrirse de manera central, lateral o giratoria (más pequeño que los otros). Cuando se abra, ocupará poco espacio.

El cierre metálico galvanizado.

Similar al cierre tradicional, pero dotado de pintura galvanizada en su fabricación.

El cierre metálico de acero inoxidable.

Hecho de acero inoxidable e inspirado en los cierres convencionales; su grosor determinará la mayor o menor resistencia a la presión.

Factores a tener en cuenta a la hora de adquirir un cierre metalizado.

Se trata por lo general de persianas que han de ajustarse a las medidas y a las dimensiones del negocio. Un cerrajero cualificado debería tomar las medidas exactas e instalar el cierre que más se ajuste a las características del lugar y a las preferencias del usuario. Es vital conocer muy bien los distintos cierres, de modo que, por ejemplo, no se coloque un cierre ciego cuando lo que se pretende es que se vean los productos que hay en el interior desde la calle. La elección del material y del grosor del cierre también será muy importante. Y es que todo sacrificio es poco a la hora de proteger el negocio de la acción de personas ajenas y de ladrones. Pida presupuestos y rodéese de calidad.

La seguridad de una puerta acorazada

Por todos es bien conocido que las puertas acorazadas pueden aportar a sus usuarios una mayor seguridad, ya que los ladrones y asaltantes serán incapaces de romperla. Más abajo nos detendremos en señalar las ventajas de las que gozan estas puertas.

¿Sabemos exactamente cómo se comportan las puertas acorazadas?

No podremos distinguirlo con los ojos, pero una puerta acorazada está protegida por centro de acero electrosoldado, lo que le aporta seguridad. En cuanto al aspecto, son puertas corrientes, ya que la distinción procede del comportamiento interno de la puerta. Con ellas es posible estar aislado de ruidos y de temperaturas exógenas al espacio en el que se encuentre.

¿Aporta realmente una puerta acorazada alguna ventaja?

Sí, como hemos comentado, se trata de puertas capaces de proteger y de aislar. Y es que las puertas acorazadas aportarán mucha más seguridad a toda la familia que habite en la casa que las puertas de toda la vida; incluso las puertas blindadas ofrecen menos protección que las acorazadas, ya que carecen en el perímetro y en el marco de una protección de calidad.

Mientras que una mera cerradura es la única protección con la que cuenta una puerta tradicional, las acorazadas poseen un refuerzo más importante. Una estructura de metal, bien reforzada, ayuda a que las puertas acorazadas se comporten de manera invulnerable; los asaltantes y chorizos tendrán imposible forzar la cerradura y entrar en su propiedad. Tal es la seguridad de estas puertas, que no son débiles tampoco a la acción de taladros, de ganzúas, de llaves bumping o de apalancamientos. Además de ser muy seguras, las puertas acorazadas permiten al usuario cambiar su diseño cuando le apetezca; es posible cambiar el aspecto de las acorazadas, de manera que parezcan puertas tradicionales, por lo que nadie sabrá el tipo de puerta que usted tiene instalada.

Lugares adecuados para la instalación de puertas acorazadas.

Cualquier tipo de casa o de habitáculo podrá disfrutar de las ventajas de una puerta acorazada. A veces se comete el error de asociar estas puertas con viviendas lujosas, pero son apropiadas para todas las viviendas: casas, pisos, residencias, viviendas unifamiliares, chalets, etc. Una buena cerradura segura será el mejor complemento para una puerta acorazada; y es que de nada servirá contar con una puerta invulnerable si la cerradura es frágil y sencilla de abrir. Mejor hacer una inversión en seguridad que sea completa y fiable en todos los puntos.

¿Es capaz el usuario de instalar él mismo una puerta acorazada?

Puede ser, por qué no, aunque tal vez el resultado no sea perfecto, de lo que se valdrán potenciales ladrones y asaltantes. Se trata de una inversión respetable, por lo que lo mejor es que no haya fisuras en el mecanismo; optar por profesionales para la instalación sería lo más recomendable. Avisar a un cerrajero profesional de confianza es una buena alternativa, ya que él sabrá cómo completar la instalación de una manera adecuada.

Tenemos que recordar que una puerta acorazada es una opción segura, al alcance de todas las casas, y no sólo pensada para sitios lujosos. La familia que habite en el interior de una vivienda estará así protegida de la acción de los ladrones y de las personas ajenas a la propiedad; los diferentes modelos de puertas acorazadas que hay en el mercado también permiten a los usuarios ajustarse al presupuestos que más le conviene. Puede darse el caso de que un ladrón entrase en un bloque de vecinos y decidiera robarle a usted, pero que se arrepienta al ver que es incapaz de enfrentarse a una acorazada. Aunque nada es seguro al cien por cien, estas puertas sí que aportan una gran protección.

¿Puede ser cubierta la factura de los cerrajeros por el seguro?

Si usted dispone de seguros para el hogar y se ve obligado a llamar a un profesional de la cerrajería, puede que en algunos casos el seguro se haga cargo del montante problema. Eso sí, no siempre ocurre esto.

Casos en los que seguro de hogar SÍ se hace cargo de facturas de cerrajeros.

Una vez contratada la póliza de seguros, la cobertura del problema de cerrajería por parte de la compañía de seguros dependerá de: si el cerrajero se desplaza a su vivienda para abrir una puerta atascada y con las llaves insertadas por la parte del interior de la casa; si el cerrajero acude por que a usted le han robado las llaves o se le han extraviado; si tienes que cambiar la cerradura de casa porque le han puesto silicona.

Casos en los que seguro de hogar NO se hace cargo de facturas de cerrajeros.

El seguro no se responsabilizará de los servicios causados por el desgaste, el deterioro y las disfunciones de la cerradura; tampoco lo hará cuando el contratiempo no proceda de un factor externo a los propietarios. El seguro no abonará el gasto en el cerrajero si el usuario quiere sustituir el bombillo de una puerta, si la cerradura se atasca puntualmente o si el cerrojo está deteriorado.

Posible petición del usuario al seguro para que la póliza lo cubra.

Sería recomendable conocer bien las cláusulas acerca de los importes y los requisitos del seguro contratados, todo ello antes de avisar a un cerrajero. Y es que cada usuario toma una vía. Hay seguros que trabajan con sus propios cerrajeros, por lo que no van a cubrir gastos de profesionales ajenos; en esta situación, bastará con pedirle al seguro que te menda a un cerrajero de los suyos, aunque la rapidez con la que suelen actuar no es muy alta –pueden tardar bastante más de hora y media-.

Si se trata de una urgencia, el usuario de la aseguradora puede llamar a un particular que opere las 24 horas y trasladar después la factura al seguro (existe el riesgo de que la compañía busque vías para no abonar el pago a posteriori). En el caso de que el seguro carezca de cerrajeros contratados, si es posible llamar a un profesional de confianza y acordar el cobro del servicio con el propio seguro.

¿Es mejor avisar a un cerrajero de urgencia que a uno que pertenezca a la aseguradora?

Hay compañías que envían a sus propios cerrajeros para resolver el problema, pero hay otras que no. Los seguros que sí mandan a operarios hasta las casas suelen trabajar con un perfil de técnico polifacético, es decir, no especializado únicamente en cerrajería, por lo que el servicio será peor; estos técnicos tardan más en actuar.

Por otro lado, los cerrajeros que operan de urgencia las 24 horas pueden llegar a las viviendas en menos de media hora; no hay que olvidar que resulta desagradable tener que esperar horas sin poder entrar a la propiedad de uno, lo que se agrava cuando ancianos y pequeños también aguardan. Es por eso que muchos usuarios avisan a sus cerrajeros de confianza, entrando en el incierto escenario de no saber si la aseguradora abonara o no a posteriori el pago de los servicios.

¿Se hace cargo el seguro de los daños provocados por actos vandálicos?

La respuesta en sí, toda vez que las cláusulas del seguro lo cubran. No habrá problema en cobrar de la aseguradora los servicios derivados de vandalismos tales como recibir silicona en la cerradura, el seguro costeará además los cambios de cerradura.

¿Puede el cliente pedir a su cerrajero de confianza que mienta en lo que al motivo de la factura se refiere?

Cambiar el asunto de la visita del cerrajero es una forma velada de estafar a la aseguradora; puede darse el caso, por ejemplo, de que el cerrajero acuda para una cerradura y después, a instancias del cliente, redacte en su informe que ha acudido porque las llaves se habían extraviado. Aunque muchos clientes lo hacen, dependerá del cerrajero, que puede negarse o terminar aceptando la proposición del cliente (con tal de cobrar el servicio e irse). Por nuestra parte, queremos pedirle que actúe con honradez, sujeto a los términos legales, sin abocar a la aseguradora a una situación progresiva de pérdidas. Por último, queremos recordarle que es vital que lea con detenimiento las coberturas que tienen contratadas con su seguro, ya que diferentes aseguradoras puede aportarle servicios puntuales distintos.

Maneras de evitar robos en tu trastero

Proteger el trastero de la acción de los ladrones es tan importante como proteger la propia vivienda; el hecho de que algunas veces sean lugares descuidados y fáciles de robar, pero que albergan cosas de interés, los hace ser foco de ataques y robos. Y es que las cifras de hurtos en trasteros son muy altas en España, de ahí que sea vital poner en marcha medidas de seguridad que impidan que los ladrones se lleven cosas de gran valor económico o sentimental que tenemos guardadas.

La importancia de contar con cerraduras y puertas de calidad en el trastero.

Si la puerta es de buena calidad, los ladrones lo tendrán más difícil; de lo contrario, bastará con una patada para que entren. Igual sucede con la cerradura, que, si es de calidad, supondrá un escollo enorme para el robo; las cerraduras de poca calidad pueden ser abiertas en unos segundos por los asaltantes.

Aunque es cierto que no existen cerraduras que sean seguras al cien por cien, sí que es vital ponerles las cosas complicadas a los potenciales chorizos. Si en el trastero se guardan objetos y enseres de valor, tal vez las cerraduras invisibles (son más caras, pero aportan una gran seguridad) sean una opción buena, ya que se lo pondrán casi imposible a los ladrones.

La eficiencia en los sistemas de seguridad.

Proteger las cosas de valor que estén en el trastero requiere de un esfuerzo; la instalación de alarmas de seguridad espantará en cierto modo a los ladrones. Colocar cámaras de seguridad en el lugar, aunque podría ser una alternativa buena, tal vez aumentaría las ganas de robar del ladrón, que descubriría que realmente hay cosas de valor en el trastero, hasta el punto de que está vigilado por vídeo. No obstante, para los trasteros, sobre todo si están ubicados en sótanos o plantas bajas, lo mejor es un sistema de seguridad eficiente.

Usa el trastero para objetos de poco valor.

No guardar enseres que tengan mucho valor sería recomendable, siempre que se pudiera hacer; si se produjera un robo, el trauma sería mucho menor. Es por ello que muchas personas guardan sólo trastos viejos y cosas de un valor menor, aunque eso sería renunciar en cierto modo a guardar cosas de valor y tirar la toalla en lo que a seguridad del lugar se refiere.

Colocación de una segunda cerradura.

Poner un cerrojo de seguridad como medida complementaria no estaría de más, ya que son difíciles de abrir; sin embargo, esto supondría una inversión añadida que habría que valorar si merece la pena ser afrontada.

Cambio de cerraduras después de ser robado o de perder las llaves.

Si has extraviado las llaves o te han robado, el cambio de cerraduras se antoja como algo obligado; perder las llaves y conservar el mismo cierre es ponérselo extremadamente fácil a los ladrones, que entrarán con una comodidad pasmosa. Buscar pólizas que cubran el cambio de cerraduras o avisar al cerrajero de confianza son algunas soluciones.

Echa un vistazo al trastero durante la semana.

Vigilar el trastero, aunque sea una vez en la semana, servirá para comprobar que todo permanece en orden; además los ladrones verán que hay movimientos en el lugar y que robar no les va a ser tan fácil (a veces dejan trampas para comprobar si hay gente).

Cosas que hay que evitar guardar en el trastero.

Como hemos dicho antes, es preferible no guardar cosas de mucho valor; las probabilidades de robo en trasteros son mayores que en casas en general. Por ello, conservar televisiones o joyas es poco recomendable; tampoco guardar bicicletas o motocicletas es bueno, pues huirían además los ladrones con más facilidad. Lo ideal sería guardar mobiliario viejo, libros y demás enseres que sobren en la propia casa.

Cómo proceder después de un robo en el trastero.

Lo primero que hay que hacer cuando se descubre que han robado en el trastero es llamar a la policía, para, acto seguido, poner la pertinente denuncia; mientras la policía acude, es mejor no cambiar cosas de lugar ni manipular la escena del robo. Después, lo correcto sería contar los elementos robados y hacer una estimación del valor de lo perdido; si se tiene una póliza del trastero, también habrá que avisar a la aseguradora, que con suerte abonará una indemnización.

Distintas clases de cerrojos

Distintas clases de cerrojos

Para gozar de una seguridad idónea en el hogar, no basta con contar con mecanismos de seguridad potentes y con alarmas; disponer de cerraduras de calidad en las distintas puertas de acceso es fundamental. No obstante, existen distintas clases de cerrojos entre los que el usuario podrá elegir en función de sus preferencias y necesidades:

El cerrojo simple.

Con ellos, la puerta puede cerrarse por un solo lado. Sin embargo, es el cierre más inseguro de cuantos vamos a nombrar, lo que lo convierte en algo económico. Son fáciles de instalar, por lo que no precisan de la acción profesional de un cerrajero.

El cerrojo doble.

Más seguros que los simples; permiten abrir y cerrar con una llave por el lado interior y por el exterior.

El cerrojo electrónico.

Aportan comodidad y agilidad en su uso al usuario. No hace falta tener siempre las llaves a mano para poder abrirlos, sino que bastará con un código o con una tarjeta para abrirlos; los teléfonos inteligentes, en nuestros días, permiten también abrirlos.

Diferentes clases de cerrojos de cilindro.

A la hora de buscar un cerrojo de calidad para una puerta, muchas son las opciones que aparecen en el mercado. Tal vez, los más vendidos y los más atractivos sean estos:

Cerrojos de cilindro simple.

Suele ser muy común entre la gente, aunque no es muy seguro. Una llave abre y cierra la cerradura, mientras que un cilindro se ocupa de bloquear la puerta. No aporta mucha seguridad, pero al menos es barato, por lo que es idóneo si no se tiene mucho presupuesto.

Cerrojos de cilindro doble.

Muchos más seguros que los de cilindro simple. La llave puede utilizarse a los dos lados de la puerta, por lo que la seguridad aumenta notablemente. Sus cilindros son más seguros que los simples.

Clases de cerrojos que no necesitan llave

El cerrojo vertical sin llave.

Una barra queda cerrada sobre el suelo o sobre el marco, de modo que mientras esté activado el cerrojo nadie puede abrir la puerta. Es  más segura que los cierres de cilindro, ya que el bloqueo es difícil de contrarrestarlo.

El cerrojo digital.

Operan tan sólo de modo digital, por lo que únicamente pueden ser abiertos por medio de teléfonos inteligentes, de tarjetas o de códigos de activación. Incluso las huellas dactilares se están convirtiendo en la actualidad en el mecanismo para abrirlos, lo que aporta más libertad al usuario, que no necesita llevar nada encima.

¿Por qué cerrojo me decanto para mi casa?

Es importante revisar bien las alternativas que pueden instalarse en una casa, de ahí que a continuación repasemos algunos modelos interesantes y con reconocida utilidad.

Cerrojo de seis claves exteriores Fac 301 rp/80.

Este cierre se amolda a la perfección a las puertas blindadas. Un botón de bloqueo, un precio asequible y un mecanismo de cierre de calidad hacen de este modelo una opción muy buena. Funciona a la perfección como complemento de cierres de cilindro.

Cerrojo de calidad Fac 946 rp-80.

A buen precio y dotado de grandes prestaciones, este cierre combate los ataques de los asaltantes mediante el bumping. Seis calves de seguridad acompañan a la llave, lo que hacen de él un sistema seguro; por medio de una barra de seguridad capaz de bloquear las puertas de acceso. Un botón de bloqueo evita que se pueda abrir desde fuera; cuando la puerta esté siendo forzada, se activará además de manera automática el sistema de bloqueo. Esta cerradura se trata de una declaración victoriosa de guerra a los ladrones, que verán que sus opciones se han minimizado por completo por culpa de este mecanismo disuasorio.

Cerrojo de alta seguridad Lince 7930.

La marca Lince ha puesto toda su experiencia al servicio de este modelo. Posee un cilindro antibumping dotado de gran potencia y que hace que sea muy, muy difícil abrir sin la llave idónea. Este cierre, también conocido como Lince C6 antibumping, combate cualquier tipo de amenaza en lo que a robos y asaltos se refiere. Tampoco los ataques con palancas, ganzúas o taladros serán eficaces con esta cerradura, que, además, para las prestaciones que tiene, no es muy costosa en el mercado. Dispone de un mecanismo anti copia de llaves y de un sistema de bloqueo interno. Se trata de un cierre grueso, capaz de soportar mejor la presión que las Fac.